calzados y zapatos logo
 

 

Funciones de los distintos tipos de zapatos

El mercado nos ofrece una amplia gama de tipos de zapatos y es importante que a la hora de ir a comprar tengamos en cuenta que el calzado no solo nos transporta de un lugar a otro sino que también soportan todo nuestro peso gran parte del día y generalmente existen tipos de zapatos como por ejemplo aquellos que poseen tacones muy altos, hormas demasiado estrechas o puntas afiladas, a la larga y con su uso constante, provocarán lesiones irreparables. Debemos saber que los pies es una parte de nuestro cuerpo que no recibe la atención que merece ya que somos poco conscientes del papel importante que tienen en nuestra salud y bienestar.

Su función es proporcionar un apoyo a nuestro organismo, y a su vez los utilizamos para realizar acciones rítmicas, de propulsión y para mantener el equilibrio. Por lo tanto, son un órgano muy especial que hay que cuidar. Utilizar tipos de zapatos adecuados es el primer paso para el bienestar de nuestros pies. En los primeros años nuestro pie todavía está sin configurarse completamente y sus arcos no son perceptibles; únicamente cuando el niño empieza a pararse y caminar, es cuando comienzan a hacerse visibles los arcos, en especial el longitudinal, ya que es consecuencia de los esfuerzos por soportar el peso del cuerpo y caminar. tipos-zapatos-modelos

Durante los primeros años de vida de una persona, el pie se encuentra en proceso de formación y, al principio, es una estructura flexible que aún no ha desarrollado la fortaleza necesaria, por lo cual, cualquier tensión anormal que se produzca sobre el pie puede traer consecuencias negativas. En nuestra sociedad los primeros pasos suelen darse sobre superficies muy duras y firmes en el hogar lo que puede resultar perjudicial para los pies. A ello se le suma el frecuente uso de tipos de zapatos que son inadecuados ya desde el nacimiento. Aunque el peso del cuerpo está distribuido entre el pie y el talón la carga principal la soporta el talón y ésta equivale a más de la mitad del peso del cuerpo. Por ejemplo, cuando utilizamos tipos de zapatos como los de tacón alto, a medida que levantamos el talón la distribución del peso cambia y cuanto más alto sea el tacón, más pesada será carga en la zona delantera del pie. Con zapatos de tacón cuya medida ronda los 10 cm, casi todo el peso del cuerpo se concentra sobre los dedos del pie.

Diferentes tipos de zapatos para cada pie

Cuando vayamos a un comercio a comprar calzado debemos recordar que, además de haber muchos tipos de zapatos, hay también varios tipos morfológicos de pie, y cada uno responde a diferentes tipos de zapatos. Por ejemplo, el pie griego, tiene la característica que el segundo dedo es el más largo después del dedo gordo, y el tercer dedo prácticamente mide lo mismo. tipos-zapatos-mujerEl cuarto y el quinto son mucho más pequeños. En los pies griegos las cargas se distribuyen de una mejor manera sobre la parte delantera del pie. Otro tipo es el pie polinesio, en donde los dedos son casi todos iguales y se encuentran a la misma altura. Por su parte el pie egipcio, posee el dedo gordo más largo y los otros le siguen por tamaño y orden decrecientes. Este es el tipo de pie más expuesto, debido a que la sobrecarga es más pesada sin importar el tipo de zapatos que se usen y además es propenso a la formación de juanetes como también a la artrosis metatarsofalángicas. Los tipos de zapatos que posean tacones altos y puntas afiladas, no son recomendados para este tipo de pie. Cuando se utilizan tipos de zapatos muy altos la elevación del talón provoca una deformidad en la planta, y además provoca un acortamiento en los músculos gemelos de las pantorrillas debido a la sobrecarga de los huesos en los dedos de los pies.

Por ello, los dedos se encuentran apretados contra la punta de estos tipos de zapatos y se deforman en forma de garra. Con respecto a los tipos de zapatos que poseen las punteras afiladas, debemos decir que los dedos quedan aprisionados y se desequilibran. El dedo gordo sobresale hacia fuera, mientras que los dedos cuarto y quinto se tuercen hacia dentro. Aunque todos los dedos se deforman, es el gordo el que sufre las consecuencias más graves, ya que se dobla hacia fuera, desplazando los tendones y es ahí donde aparece el juanete. Un dedo gordo deformado rechaza los dedos medios, que también se deforman, y el dedo pequeño sufre una deformación inversa. Estas deformidades y desequilibrios son pasajeros, pero con el uso prolongado de tipos de zapatos inadecuados pueden volverse permanentes. Siempre es recomendable usar tipos de zapatos cómodos tales como los deportivos o los informales.

 

Búsqueda personalizada

(c) www.calzadosyzapatos.com | contacto