calzados y zapatos logo
 

 

Eligiendo el calzado

Utilizamos los zapatos para que nuestros pies se encuentren protegidos de posibles heridas y lesiones, y sin embargo, cuando el calzado no es el adecuado para nuestras actividades, o simplemente es de mala calidad, nos puede traer muchos mas problemas de salud que si no lo usáramos.

Siempre es preferible escoger un calzado que sea apropiado para nuestras actividades cotidianas ya que de esto va a depender la salud de nuestros pies, para ello debemos tener en cuenta el tipo de terreno que vamos a recorrer con ellos ya que no es lo mismo utilizar un calzado fabricado especialmente utilizar en suelos duros como pavimento que utilizar otros para terrenos algo más suaves. En el caso de que gustemos de excursiones a la montaña o caminos más rugosos y con más defectos, el mejor calzado que podemos elegir zapatos o botas de trekking ya que están fabricados especialmente para este tipo de actividades. Un secreto para elegir la medida correcta del zapato es ir a la zapatería al atardecer ya que el pie se encuentra dilatado después de toda la actividad que realizamos durante el día. index-foto

De esta manera podremos adquirir un calzado que se ajuste correctamente al pie luego de realizar alguna actividad. Con respecto a las botas y el calzado formal es aconsejable que sean probados con el tipo de medias que usa habitualmente para caminar. Un buen par de medias pueden aumentar al máximo el rendimiento del zapato. Las medias sin costura son las mejores ya que evitan las abrasiones y la fricción que se produce con el pie durante la actividad. También es bueno que no sean demasiado apretadas ni gruesas ya que el pie suele transpirar mucho, especialmente cuando la temperatura ambiente es muy alta, y la concentración de la transpiración dentro de la media puede provocar hongos entre los dedos de los pies. Es importante que el calzado posea un empeine suave y elástico especialmente en la parte delantera, de esta manera los dedos podrán  moverse con mayor libertad y abrirse naturalmente. La parte posterior tiende a ser más rígida, un poco más alta en el lugar del  talón para de esta manera poder aumentar el ángulo formado entre el pie y la pierna al momento en que se inicia la actividad para así sostener correctamente el tobillo.

Composición del zapato

La suela es una de las partes más importante del calzado ya que están diseñadas especialmente para cada tipo de terreno. Por ejemplo, si se trata de terrenos naturales las suelas suelen estar fabricadas con surcos profundos permitiendo que la materia que pise la suela pueda adecuarse correctamente; para el pavimento o materiales sintéticos, los surcos deben ser menos profundos ya que el golpe es más brusco, y en cuanto a los terrenos como campos de hierba las suelas con taco de goma son las más recomendable ya que el talón del pie se ajustará correctamente a la base del calzado, ofreciéndole de esta forma una fijación total completa al canteo del tobillo.

index-estantes-zapatosLa punta del zapato debe provocar que el movimiento que produce al andar no dificulte de ninguna manera el riego sanguíneo y la comodidad de los dedos. Con respecto a las costuras, éstas no deben causar roces en los pies y asegúrese que estén confeccionadas con algún material flexible para se apoye todo el pie correctamente desde el talón hasta los dedos. En la parte trasera es importante que exista una hendidura para que se eviten posibles daños en el tendón de Aquiles siendo este uno de los tendones más importantes del pie y alguna lesión en el puede llegar a provocar hasta una renguera permanente. Siempre es bueno decidirse por un material preferentemente que transpire, tales como el cuero o la malla de nylon y con respecto al abrochamiento del calzado, éste debe quedar situado sobre el empeine (generalmente se utilizan cordones de algodón o de cuero dependiendo el tipo de zapato y el material con el que esté fabricado), para de esta forma evitar que el aumento de volumen que adquiere el pie con el ejercicio, provoque lesiones en los tendones de la zona.

Además debe ser firme, pero se debe tener especial cuidado en que no impida la correcta circulación sanguínea. Una recomendación muy común que suele hacerse a la hora de ir a probarse el calzado es realizar la prueba subiendo y bajando por alguna rampa. Esto se debe a que el comportamiento y el rendimiento del calzado sobre un terreno llano es muy diferente a su comportamiento en un suelo que posea desniveles o defectos por la tierra. Este método para probar calzado es muy útil para determinar alguna posible molestia futura. Como conclusión decimos que la compra de zapatos, zapatillas o cualquier otro tipo de calzado puede conciderarse un arte y, en ocasiones, una tarea minuciosa, por ende siempre debemos tomarnos nuestro tiempo al probarnos cada uno de los modelos y no apresurarnos en su compra.

 

Búsqueda personalizada

(c) www.calzadosyzapatos.com | contacto